ROBERT CAPA – ENSAYO

“No me interesa hacer imágenes bonitas, ardo en deseos de contar una historia”, Robert Capa

 Fotoreportaje es el registro visual de un hecho noticioso sin necesidad absoluta de texto. Es decir, el fotoreportaje es una secuencia de fotos que narran un hecho noticioso en cualquier esfera de nuestra vida diaria. Las fotografías o fotografía que ilustren el hecho deben contener elementos que orienten al espectador sobre los aspectos básicos del periodismo: Qué, Quién, Cómo, Cuándo y Dónde. Los fotógrafos que se dedican a este género son conocidos por lo general como reporteros gráficos o fotoperiodistas. Las características esenciales para conocer que una fotografía pertenece al género periodístico son: Actualidad: la imagen debe estar dentro del contexto de un hecho reciente y noticioso y debe ser suficientemente ilustrativa del mismo. Objetividad: la situación representada en la fotografía es una imagen confiable y cuidadosa que representa los eventos que indica tanto en contenido como en tono. Narrativa: la imagen debe combinarse con otros elementos noticiosos que la haga suficientemente comprensible para los espectadores. Estética: la imagen debe conservar el rigor de la estética fotográfica (luz, encuadre, relación fondo y forma, perspectiva, manejo de sombras, etc.). Fotoreportaje es un medio visual que informa a través de sus imágenes de los hechos diarios en una sociedad y su entorno. Cuyo objetivo es contar la historia que se vive en el momento que se produce.

 

“Si tus fotos no son lo suficientemente buenas es que no te has acercado lo suficiente”

Robert Capa

Robert_Capa_03b (1)

Si hubo un fotógrafo destacable en el siglo XX ése fue Robert Capa, reportero de guerra que capturo fotografías de los conflictos más crudos de la Humanidad, dejando un testimonio evidente para las futuras generaciones. Robert Capa es el seudónimo de Endré Frieddman, quien nació el 22 de octubre de 1913 en Budapest Exiliado de Hungría en 1931 tras haber participado en actividades estudiantiles de izquierda. Viajó a Alemania donde estudió Periodismo y trabajó como fotógrafo en Berlín.

En 1933 escapa de la persecución nazi contra los judíos y se instala en París, ahí conoce a la que sería su pareja, la alemana Gerda Taro, con la que congenia por su militancia antifascista. Su primer viaje a España se produjo en 1936 y pudieron trabajar sin problemas en el frente republicano. En 1935 visitó España y realizó un reportaje gráfico sobre la Guerra Civil. El famoso miliciano muerto en Cerro Muriano, en el frente de Córdoba, es uno de los trabajos más polémicos de Capa, ya que hay versiones que apuntan a que se trata de un posado y no de una muerte capturada por la cámara espontáneamente. En 1938 se trasladó a China, donde captó las imágenes de la invasión japonesa. En 1946 se nacionalizó estadounidense y al año siguiente junto a Cartier-Bresson, David Saymour y George Rodger fundó la Agencia Magnum de la que fue presidente durante tres años. Un año después se desplazó a Oriente Medio para fotografiar los combates en Palestina. Como reportero deLife trabajó en los principales escenarios bélicos de la Segunda Guerra Mundial, y fotografió momentos  históricos de la guerra de Palestina en 1948.

Tras la creación de Magnum se dedicó a enseñar a fotógrafos más jóvenes, hasta que en 1954 decidió cubrir la guerra de Indochina, que luchaba por independizarse de Francia. Este mismo año el 25 de mayo Capa falleció en Thai Binh, Vietnam cuando efectuaba un reportaje de guerra al pisar una mina, convirtiéndose en el primer corresponsal americano muerto en esa guerra.

Su excelente técnica y el mensaje de sus fotografías unidas al valor que tienen las tomas por el hecho de haber sido capturadas en el lugar donde se desarrollan los hecho hacen que su obra tenga un valor incalculable. Sus fotografías no buscan la nitidez; juegan con el movimiento, y por tanto con lo borroso en tanto que elemento expresivo; con la intensidad dramática más que con la precisión.  La mayor parte de su trabajo se centra en el retrato, en captar los rostros del trabajador anónimo, de los combatientes en el frente antes de un ataque, el de las víctimas del conflicto. De esta manera, escribía la historia de quienes nunca saldrán en los libros. Capa desarrolló un estilo muy personal  sus fotografías no buscan la perfección del enfoque. Pues suelen jugar con la falta de nitidez y el movimiento. Sus fotos bélicas se centraban en las personas, civiles y soldados, durante, después, y sobre todo antes de la batalla. Para Robert Capa, esos momentos de tensión previa reflejaban mejor la situación de los combatientes que en el instante de los disparos. Para él tenía mucha más importancia el drama, el momento, el instante que el captaba en sus tomas que el aspecto técnico o la calidad de la imagen.  Las fotografías de Capa marcan el inicio de una nueva consideración del género del reportaje bélico; puesto que captan la guerra en primer plano y confieren en muchos de los casos una noción de dinamismo.  Muy aparte de la técnica o la calidad de la imagen, su talento era el dramatismo que lograba plasmar en todas sus fotografías. Como fotoperiodista reflejaba conceptos, como la miseria, el miedo o crueldad. Para Capa, solo se podía captar estas emociones implicándose con la gente del lugar, tratando de comprender sus sentimientos. “No me interesa hacer imágenes bonitas, ardo en deseos de contar una historia”, dijo, “Prefiero una imagen que sea imperfecta desde el punto de vista técnico a una mala imagen técnicamente perfecta”.

Imagen: Robert Capa. Refugiados republicanos españoles marchan escoltados por un gerndarme francés de un campo de concentración a otro en Le Bacarès, Francia 1936
Imagen: Robert Capa. Refugiados republicanos españoles marchan escoltados por un gerndarme francés de un campo de concentración a otro en Le Bacarès, Francia 1936

En la fotografía Robert Capa logra capturar el momento exacto cuando en marzo de 1936 los republicanos españoles huían a Francia; pues las víctimas y combatientes del conflicto constantemente tenían que ser trasladados a diferentes campos por los riesgos que significaba concentrarse siempre en un mismo lugar en los tiempos de guerra, en la instantánea se puede ver reflejado el miedo, la incertidumbre y la tristeza  de los protagonistas. En la fotografía se puede notar que fue tomada desde  ángulo normal o uno ligeramente contrapicado, plano conjunto, además existe profundidad de campo, y un esquema compositivo en diagonal, relación entre elementos cercanos; en cuanto a elemento visual  existe movimiento y tensión producida por la profundidad existente. Se puede observar que su formato es horizontal y La iluminación es con la luz del día.

Robert Capa ha dejado como legado 70.000 negativos: un testimonio visual impresionante reunido en tan sólo veintidós años de carrera (1932-1954). Sus fotografías, además de documentar los acontecimientos más importantes del siglo XX, se han convertido en auténticos símbolos de la lucha, de la resistencia y de la dignidad humana frente al sufrimiento.

ENSAYO Robert CapaEnsayo Fotoperiosimo

Por: Natalia Aguinsaca Cuenca

 

Referencias

Foto de Portada:

http://gatoquefuma.blogspot.com/2014/11/el-ultimo-combatiente-sigue-muriendo.html

Fotografías:

http://listas.eleconomista.es/fotografia/4075-10-fotografias-famosas-de-robert-capa

http://www.elmundo.es/album/cultura/2013/10/21/526562f561fd3dd54c8b4569_4.html

Información:

http://javiercoria.blogspot.com/2013/07/robert-capa-reportero-de-guerra.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s